America,  Chile,  Diarios de viaje,  TDM

Punta Arenas (Chile): islas de pingüinos, delfines y leones marinos

Tras estas primeras impresiones contradictorias de Chile, decidimos huir a Argentina para ver si podemos entender mejor su español. También podríamos ir a Ushuaia. Sin embargo, para llegar a Ushuaia, primero hay que ir a Punta Arenas, que está en el lado chileno.

Parte 1: Diarios de viaje
Parte 2: Consejos prácticos

Parte 1: Diarios de viaje

Como estamos en modo «¡huyamos, rápido!», reservamos el vuelo el día anterior a Punta Arenas y el autobús a Ushuaia con 2 días de antelación. Para el avión, sólo quedaban 9 plazas creo y nos fue muy bien reservando por internet con un comparador de vuelos. Nos hubiera gustado reservar en la web de Skyairline, pero esta web es un desastre.

Con Uber, puedes reservar un coche con antelación para las 5:30 de la mañana. Reservar son palabras mayores, ya que la aplicación simplemente envía unos minutos de antelación y calcula con la mayor precisión posible para que un coche llegue a la hora solicitada. Así que probablemente no sea una reserva de la que hablar. Además, a las 5:30 de la mañana, la tasa es de x2,2. Creemos que deberíamos haber pedido al hotel que reservara un taxi. Pero bueno, ya lo dije, estamos en modo «hablar lo menos posible en español», pensamos que Uber sería más barato. Para colmo, el tipo nos deja en el aeropuerto y sigue conduciendo hacia lo que sea. Sólo cuando nos damos cuenta, JB le envía un mensaje de texto y detiene la carrera (nota del editor: Uber es muy justo, nos quejamos y la carrera nos fue reembolsada en su totalidad).

Bueno, ahora explicaré la cola del aeropuerto de todos modos, eso ayudará mucho. Los chilenos no se meten con los tramposos, al menos no en el aeropuerto. Hay una línea para todos los vuelos de Sky airline. Y como sus máquinas de facturación no funcionan, no va rápido. Se puede formar una segunda cola exprés cuando una azafata desastrosa llama a los pasajeros que corren el riesgo de perder su vuelo. Sólo entonces podrá estar en la línea exprés. Algunos intentan hacerse los listos metiéndose en la fila exprés y han sido rechazados por las azafatas del mostrador. Llorar no funciona en este caso, lo hemos presenciado.

Unas horas de vuelo después llegamos a Punta Arenas. Es domingo, sólo hay una empresa de alquiler de coches. Sólo hay una empresa de traslados. El domingo es el día del Señor, muchos no trabajan.

Perdemos el primer traslado y nos da pereza esperar al segundo. De todos modos, teniendo en cuenta las tarifas anunciadas: 5000 pesos/persona, tomar un taxi a 10 000 pesos es lo mismo. Excepto que el conductor tuvo la buena idea de poner el contador, que muestra 16.000 pesos. Al no tener fuerzas para negociar, pagamos. Entendimos, nuestra vigilancia se relaja desde la India y Nepal, ¡pero esta es la última vez!

La dueña del hotel refuerza nuestra idea de «huir» cuando nos culpa de no entender su español. Sin embargo, para decir «dinero» en inglés, no tuvo ningún problema lol 🙂 Con dificultad, conseguimos pedirle un desayuno temprano. ¡Aleluya! Unos días más y seremos bilingües ahahha

Estamos recorriendo esta ciudad desierta un domingo a la hora de comer. JB es un filósofo y trata de animarme, pero creo que también está pensando «¿qué estamos haciendo aquí?». Caminando hacia el centro de la ciudad, finalmente nos encontramos con un restaurante abierto: Lomitos, donde podemos comer deliciosos churrascos y donde la camarera no nos juzga por nuestro pésimo español. Le dejamos una generosa propina (bueno, el 10% estándar) pero parecía muy contenta.

También pasamos por la oficina del autobús que vamos a coger mañana: Bus Sur, esperando que tengan alguna excursión que ofrecernos. Justo al lado de la taquilla de Bus Sur, encontramos a un tipo que habla inglés. Nos cuenta que se puso en contacto con 3 agencias que ofrecían excursiones para ver a los pingüinos, pero ninguna le respondió.

Muy decepcionados, deambulamos por la ciudad como fantasmas (todo está cerrado o casi cerrado, enorme contraste con Asia donde todo está siempre abierto), sólo queríamos cambiar nuestros dólares por pesos argentinos, es nuestro sueño más loco del momento. Lo juro, estamos en modo SUPERVIVENCIA, es muy perdedor, ahora me río de ello, pero en ese momento, la perspectiva de llegar a Ushuaia a las 8 de la tarde, al fin del mundo, sin un solo peso argentino me asusta especialmente. Necesitaba absolutamente un montón de dinero!

Un golpe de suerte sigue a otro porque no sólo encontramos la única oficina de cambio abierta en domingo (¡gracias!), sino que también nos encontramos con la única agencia abierta en domingo que nos vende dos entradas para ver a los pingüinos a las 15:30 (¡gracias!)

Encuentro a las 15:30 frente a Solo Expediciones, José Nogueira 1255 para una excursión inolvidable.

Pinguinos en Isla Magdalena

De hecho, es muy posible ir directamente a la terminal del ferry a 8 km del centro de la ciudad y tomar un ferry por 45.000 pesos/persona a las 4 de la tarde, pero estamos hartos de los taxis y conductores chilenos, no hay manera de ir a la terminal en taxi. Además, esta excursión que compramos en Solo Expediciones (a 65 000 pesos/persona) incluye una parada extra en la isla de los leones marinos. Ya verás como no nos arrepentimos.



Somos 35 para salir con esta agencia, repartidos en 3 furgonetas. 30 minutos más tarde, llegamos a una terminal no muy lejana del aeropuerto, donde nos espera una embarcación tipo «salvamento marítimo». El interés de este barco frente al ferry es que va súper rápido. Tan rápido que sólo tardamos una hora en llegar a la isla Magdalena, donde cada año acuden 60.000 parejas de pingüinos para aparearse y tener crías.

Habiendo visto pingüinos en Sudáfrica, esta visita a primera vista no tiene mucho interés. Estos son exactamente los mismos pingüinos que vimos en Sudáfrica. Lo + es que podemos ver un poco mejor los agujeros que cavan los pingüinos para esconder sus huevos, están más cerca de nosotros y hay una especie de muelle donde podemos observar a los pingüinos cuando nadan. JB y yo pasamos mucho tiempo observando a los pingüinos que caminan hacia la playa. A menudo se caen, los pobres, y la menor ola los hace resbalar. Nos reímos y nos reímos, pero nos preguntamos cómo consiguen sobrevivir estas frágiles criaturas. La respuesta llega unos minutos después, mientras observamos a los pingüinos desde el embarcadero. Después de romperse la cabeza al caminar sobre guijarros, dos pingüinos se lanzan al agua… ¡y nadan como flechas! Además, Florent Manaudou y Michael Phelps son perfectos perdedores. ¡No tendrán problemas para comer! ¡Wooow! ¡Respeto!

20161204_180554

Un ferry atraca en la isla, es el ferry de 45.000 pesos que no tomamos. Tanto mejor porque hay un mundo de locos, todos están parados, y sufriendo el viento.

A continuación, nos dirigimos a otra isla para ver a los leones marinos tomar el sol. Nos sirven chocolate caliente y galletas. No podemos aterrizar en la isla y la observación se hace desde muy lejos. No podemos evitar compararlo con la escena en la que JB ve a un león marino desde muy cerca saliendo del agua en una playa desierta de Waipapa (Nueva Zelanda). Pero bueno, es la primera vez que vemos tantos leones marinos al mismo tiempo.

20161204_190543

Haga clic en la imagen para ampliarla y poder ver los leones cerca del agua.

Y allí nos espera una gran sorpresa: en el camino de vuelta, ¡nos siguen los delfines! Los delfines aquí son muy diferentes, son blancos con la cabeza negra. Están un poco lejos del barco pero es suficiente para reconocerlos, especialmente cuando un delfín decide complacernos saltando súper alto. Pongo aquí una foto de la ilustración porque no conseguí hacer la foto yo mismo

dolphin

Al llegar a la terminal del ferry, el capitán nos dice (afortunadamente en inglés) que la marea es demasiado baja y que tendremos que bajar de 5 en 5 en una zodiac. JB tenía un mal sentido del humor cuando decía que parecíamos refugiados con los chalecos salvavidas puestos, no podía creer que lo dijera tan bien, al principio nos pareció gracioso pero después de 30 minutos de espera, a las 8 de la tarde, empezamos a tener hambre.

20161204_203235

Al final, no es tan malo porque nos regalaron una hermosa puesta de sol como recompensa por nuestros esfuerzos..

img_6075.jpg

Parte 2: Consejos prácticos

Presupuesto

  • Habitación doble con baño compartido: 51 dólares o 34.000 pesos
  • Excursión de medio día con Solo Expediciones: 65.000 pesos/persona www. soloexpediciones.com(salida a las 15:30, regreso a las 20:00). Si también vas a Ushuaia, sería mejor ir a ver los pingüinos desde Ushuaia (más caro pero el tour para en otros lugares bonitos también)
  • Almuerzo en Lomitos: 13.000 pesos, bebidas incluidas
  • Taxi prepagado: 10 000 pesos para 4 personas como máximo, de lo contrario el traslado cuesta 5000 pesos/persona

Consejos

  • No llegues un domingo, la ciudad está desierta..
  • Las oficinas de Bus Sur están abiertas todo el tiempo, mientras que las de los otros autobuses están constantemente cerradas. Por lo tanto, es mejor utilizar Bus Sur para sus salidas, al menos desde Punta Arenas.
  • El ferry a 45 000 pesos/persona a la Isla Magdalena: http://www.tabsa.cl/portal/index.php/en/ aparentemente se puede tomar un taxi colectivo para ir allí por 1000 pesos/persona pero no quise probar esta opción en un domingo, por miedo a no poder regresar a las 8pm
  • Hay algunos bancos en el centro de la ciudad
  • La orilla del mar es muy agradable para dar un pequeño paseo
  • Dos grandes grupos de holandeses e italianos visitaron la isla de los pingüinos con nosotros, acompañados por sus guías. Nos reuniremos con ellos al día siguiente, tomando el mismo autobús hacia Ushuaia. Tengo la impresión de que los largos viajes guiados aquí podrían tomar el mismo transporte y las mismas excursiones que nosotros, los mochileros. Téngalo en cuenta si quiere ir a través de una agencia de viajes para una larga visita guiada en la Patagonia.

 
 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *