Diarios de viaje,  Europa,  Italia,  TDM,  Turin

Turín (Italia): primeras impresiones, nuestro Airbnb y el Museo Egipcio – parte 1

¡Buongiorno! Hoy le llevamos a Italia, y más concretamente a Turín, durante 20 días de pizza, pasta, mozzarella, etc. Salvo un breve paso por la frontera durante un fin de semana, es la primera vez que nos quedamos en Italia.

Parte 1: Diario de viaje
Parte 2: Consejos prácticos

Parte 1: Diario de viaje

Viaje a Chamonix => TurínHabiendo

conseguido una salida tardía, salimos de nuestro apartamento alquilado en Chamonix a las 16:00 horas, y esperamos el autobús en el bar que hay frente a la terminal de autobuses. Hablo de «terminal de autobuses» pero parece más bien un aparcamiento. Nuestro Flixbus llega con 10 minutos de retraso, el conductor sólo nos habla en italiano, pero conseguimos entender que tenemos que ir a la parte de atrás del autobús.

El túnel del Mont Blanc es más estrecho y bajo de lo que imaginaba. Nada más salir del túnel, aparecen las casas y chalets italianos y el tejado es muy diferente al de Francia, me parece.

3 horas más tarde llegamos a Turín (alrededor de las 22.30 horas). La parada no está demasiado lejos del centro de la ciudad (15 minutos en autobús), y al contrario de lo que me temía, hay bastante gente alrededor, parece bastante seguro.

Parada de autobús => nuestro AirbnbCaminamos

unos minutos hasta la parada de autobús. Me dijeron que la ciudad podía ser peligrosa, y con nuestra llegada tardía, tengo cuidado con todo. Al principio, pensé que todos eran súper sospechosos, pero después, entendí que era normal que caminaran súper despacio, y que miraran de izquierda a derecha de forma sospechosa (parece que «escanean» a los que pasan, en realidad).

Subimos al autobús y allí, el conductor está protegido por una ventana. No encontramos la forma de comprar el billete. Preguntamos a un pasajero del autobús y nos dice que simplemente no es posible comprar uno en el autobús. Es tarde y no tenemos ganas de deambular por las calles en busca de un punto de venta de billetes, así que decidimos quedarnos en el autobús hasta que lleguemos. ¡Qué vergüenza! Primer día en Italia y ya estamos comiendo. ¡Disculpe, disculpe! #mortificado

Los billetes de autobús/metro se venden en estancos y quioscos y son válidos durante 100 minutos después de la validación del billete.
Todas las estaciones de metro están equipadas con máquinas expendedoras amarillas.

Al llegar a nuestro Airbnb, el propietario nos saluda por la ventana diciendo «buenas noches». Tiene un gran acento en francés y nos explica todo en francés. Sólo pude colocar un arrivalerci para aprovechar mi semana de aprendizaje del italiano😀



Nuestro Airbnb es super espacioso, limpio como nos gusta, es un bonito loft enclavado en el centro de Turín. Estamos a 5 minutos a pie de todos los monumentos interesantes de Turín. Te dejo descubrir nuestro Airbnb en vídeo:

Lunes en TurínEn

pleno mes de agosto, los italianos también se van de vacaciones.

Además, el lunes, gran parte de los restaurantes están cerrados.

Seguimos las indicaciones de nuestro dueño para ir a Largo IV Marzo y nos encontramos con esta tienda: Pizzeria Torino IL TAGLIO que vende pizzas al peso. Está tan bien decorado que JB pensó que eran postres.

Aquí puedes elegir varios tipos de pizza y el precio es por peso.

Es un poco más caro que el precio medio (20 euros para dos personas, bebidas incluidas), pero la masa es tan crujiente como un buen pan tostado. ¡¡Wooow!! Lo recomiendo



En Turín, a la hora de comer, muchas brasseries ofrecen menús a 9€ con pasta como entrante, y un plato principal muy consistente.
No puedes pedir una garrafa de agua, esta noción no existe, tienes que pedir absolutamente agua sin gas (o con gas). A veces el agua está incluida en el menú.

Museo EgizioEn

la entrada del museo se indica que es el mayor museo de Italia. Son las 10:30 de la mañana y hay una larga cola delante de nosotros, pero la espera finalmente sólo dura 10 minutos, porque dejan entrar a unas 30 personas a la vez. Es el segundo museo más grande, por la importancia de sus colecciones del antiguo Egipto, después del de El Cairo.

La entrada cuesta 15€/persona, con la audioguía en francés incluida. Por cierto, también aquí la persona de la taquilla nos habla en un francés impecable.

Hay 4 pisos en total y hay que seguir las flechas para ir de una habitación a otra. Está muy bien indicado y la audioguía es muy interesante. Hay unos 40 puntos comentados (hay que introducir el número que aparece en una pegatina con forma de gato, y no el número de la pegatina con forma de auricular, ¡muy importante!), cada explicación dura de 3 a 4 minutos.

Lo interesante aquí frente al Louvre, por ejemplo, es ver la totalidad de los objetos presentes en una tumba no profanada por los ladrones de tumbas.

Lo que es un poco triste es que todo se haya traído a Europa. Las estatuas puestas una al lado de la otra en una sala de museo habrían sido aún más hermosas si se hubieran guardado donde realmente debían estar.

Aquí hay algunas fotos, entre los 30.000 objetos del museo.





















Hay muchas cosas divertidas en la tienda de regalos del museo. Me voy con un libro infantil en italiano, así podré adquirir un poco más de vocabulario italiano, y repasar lo que hemos visitado hoy en el museo.

TiendaAl

lado del museo hay una tienda muy interesante. Venden los mosquetones que compré para la vuelta al mundo, el S-Biner, para bloquear la apertura del mosquetón y evitar que un ladrón aproveche un momento oportuno para abrir la bolsa (ya hablé de ello aquí)

Descubro que también tienen el modelo Doohickey, que es un destornillador, un abrebotellas, una regla, un llavero y un minicortador. Si le interesan este tipo de objetos, puede encontrarlos a la vuelta de la esquina, frente a la Biblioteca Internacional Luxemburgo Sas de Antonio Pittarelli



También vamos a la farmacia a comprar pasta de dientes Marvis. Me enamoré de estos dentífricos de lujo creados hace más de 50 años, originarios de Florencia. Llevan un poco de polvo de piedra de alumbre, que blanquea los dientes sin dañar el esmalte, el sabor fresco pero no agresivo es muy agradable. Fueron muy apreciados por los fumadores que buscaban blanquear sus dientes. Ahora son 7 sabores diferentes (jazmín, regaliz, canela…), pero el que prefiero es el de Menta Blanqueadora. Y tuvimos que ir a varias farmacias para encontrarlo (es un best-seller). Al ser una marca italiana, cuesta la mitad que en Francia (entre 6 y 7 euros por 85 ml). Cada tubo dura una eternidad porque son muy concentrados.

Al

lado se encuentra Eataly, un supermercado de lujo que vende especialidades de la región. También hay dos (¿o tres?) restaurantes anexos a este lugar. El wifi es gratuito, ¡disfrútalo!

Elegimos sentarnos en el restaurante del sótano, en medio de los estantes de espaguetis y pesto.





JB prueba su famoso spritz, una especie de vino blanco espumoso (en naranja en la foto). No le gustaba el sabor amargo.

OtrosEstamos

en el centro, así que todo es muy bonito. Hay muchas galerías, muchos edificios con decenas de columnas…



Bonitas calles. No hay mucho tráfico, no sé si es agosto o siempre es así.







Se nos cae la baba con las tiendas, los restaurantes… todo tiene muy buena pinta.



Este es el mejor helado de la ciudad (aparentemente). El vendedor también habla un poco de francés (y hasta sabe contar en vietnamita), pero fue muy amable, me habló en italiano, despacio para que le entendiera. El helado es divino, ¡lo recomiendo!



Mientras visitamos rincones y lugares muy turísticos del centro de la ciudad, nuestro intento de hablar italiano fracasa. Desde la primera palabra, JB está frito y empiezan a hablar en francés con él. Con mi cara de asiático, me contestan en inglés.

Sin embargo, entienden todo lo que les decimos en italiano, eso es genial. Las únicas veces que pude intercambiar 100% en italiano fueron en el supermercado, en la farmacia y en Sephora (la chica quería crearme una tarjeta de fidelidad, youhouuuu => soy casi italiano), conversaciones muy cortas y sencillas, pero me alegro de haber entendido.

Parte 2: Consejos prácticos

Presupuesto

  • Flixbus : Chamonix => Turín 13€/persona
  • Airbnb : 44€/noche
  • Museo Egipcio: 15€/persona
  • Restaurantes: sólo hemos estado en restaurantes un poco caros => plato entre 10€ y 15€.
  • En Eataly, hay un menú: plato principal + agua a 10€ de lunes a viernes
  • En todos los restaurantes donde hemos estado, el cuperto se cobra automáticamente (cubiertos + pan entre 1€ y 2€/persona)

Consejos

  • Consulte con su operador telefónico sobre la itinerancia en la Unión Europea. No pudimos conseguir 4G, pero tenemos Internet 3G
  • Muchos lugares prefieren el pago en efectivo. Acuérdate de retirar algo de dinero.
  • Aunque no te sientas inseguro, hay muchos mendigos (¿y quizá ladrones?). Mantente alerta.

La continuación de nuestro viaje a Turín está aquí

https://www.nomadbento.es/11145.htm

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *