Diarios de viaje,  Europa,  Italia,  TDM,  Turin

Turín (Italia) : El Museo del Cine – parte 3

¡Ciao! Espero que todo esté bien contigo

Hoy te llevo a conocer el Museo del Cine de Turín, que es, junto con el Museo Egipcio, una visita obligada en la ciudad

Parte 1: Diario de viaje
Parte 2: Consejos prácticos

Parte 1: Diario de viaje

Museo del Cine

El museo se encuentra en un hermoso edificio llamado: Mole Antonelliana

La parte que más me interesa es la primera, la que presenta las técnicas y herramientas utilizadas en los inicios del cine para crear imágenes animadas (o en 3D)
Hay un montón de máquinas que no conocía en absoluto y que me gustan especialmente, ya que están hechas de papel (y me encanta todo lo divertido y hecho de papel)

Teatro de sombras, a veces con personajes que pueden mover los brazos/piernas
Crea relieve superponiendo escenas recortadas sobre el papel
Peepshows

Los anteriores peepshows permiten ver un paisaje de día, y de noche (con un efecto de luz en las ventanas/lámparas). Para ello, es tradicional el corte con papeles de colores y transparentes pegados a las ventanas. Se utilizan dos luces para crear el efecto día o el efecto noche. Es muy ingenioso, pero sencillo de configurar

También nos explican (bueno, yo no cogí la audioguía pero leí las explicaciones escritas en inglés) las reglas fundamentales de la óptica, lo que aprendimos en 10º curso, para explicar el principio de la fotografía y por qué el fotógrafo veía la imagen al revés en ese momento

En el museo, hay zonas rojas, fácilmente identificables, prohibidas a los menores (pero sin tutores, por lo que los padres tienen que vigilar a sus hijos), que muestran imágenes eróticas «animadas» de la época (una serie de fotos que se desplazan muy rápidamente). También hay proyecciones de tipo fantasmagórico en pequeñas salas (no las colgué)

A continuación, se toma un ascensor (un empleado del museo es el encargado de manejarlo) hasta la siguiente planta, para visitar su colección de carteles de películas, fotos y trajes de actores. Muchas películas antiguas no las conozco en absoluto, esta parte la visité muy rápidamente

Luego se entra en un espacio muy grande en el centro del edificio. En el centro hay un ascensor que permite subir a la cima
Y por todas partes, hay decorados de película (un baño, un salón de los años 50, un laboratorio…) para mostrarnos lo buenos que son los que hacen películas para recrear la realidad. También hay máscaras de La Guerra de las Galaxias, un alienígena y otros objetos de películas más o menos antiguas

«Yo soy tu padre»

En el centro hay asientos reclinables para ver las dos grandes pantallas que proyectan fragmentos de películas conocidas. Una enorme escalera conduce a los distintos niveles, donde se pueden coger los auriculares y seguir una exposición (en este momento, se trata de la evolución de la música en el cine). El techo es exquisito

Techo de la Mole Antonelliana

Luego, para tomar el ascensor hay que salir al vestíbulo del edificio (es decir, bajar un piso) y esperar en la cola durante 10 minutos
Subir en un ascensor puede marearte, te hace sentir muy pequeño. Y tienes una vista de toda la ciudad de Turín. Es muy bonito, entiendes mejor, viendo todos estos pequeños bloques de edificios, por qué hay tantas piazza (plazas) en Turín

Turín vista desde la terraza de la Mole Antonelliana

Consejos: Siempre hay cola delante del museo. Además, hay personas que entran con un billete para saltarse la cola => la espera puede ser larga
Así que, si es posible, acuda con antelación o compre un billete (con el horario marcado) en Internet antes de venir. Hemos optado por la entrada combinada: museo + ascensor panorámico
Pase por delante de los revisores, gire a la derecha y suba unos cuantos escalones para llegar a la exposición que hay al principio del cine. No continúe hasta el final del pasillo porque corre el riesgo de perderse, visitando el museo al revés.

Mangiare

Optamos por el restaurante Crudo hasta frente al museo. Es una cadena de restaurantes que vende tártaros y pizzas. La calidad no es la misma en todas partes. En este caso, las pizzas de éste no son tan buenas como las del Crudo que tenemos cerca. El tartar de ternera es una especialidad local. Es muy, muy bueno

Sin embargo, no me gusta que las ensaladas no estén aliñadas en absoluto aquí, y cuando lo hago yo, el resultado es catastrófico, es una gran pena porque nos da ese aceite de oliva de calidad (e italiano), acompañado de vinagre balsámico de calidad (e italiano)

Luego tomamos el postre en la heladería de al lado, está muy, muy bien

Tartar de ternera. Hielo italiano

El equivalente a The Forks es thefork.it y en el centro de la ciudad hay muchos restaurantes que se pueden reservar en esta página, a veces con descuentos. Así descubrimos un montón de buenos restaurantes. Sin embargo, en el centro de la ciudad, es caro (40 euros por comida para dos). Los italianos siempre están de vacaciones, las cantinas están cerradas

Pizza gourmet y panna cotta en Taste It. Tartar en Crudo

Pero a la vuelta de las vacaciones, a la hora de comer, al igual que los demás trabajadores, puedes darte el gusto de comer 7 euros y beber 1 euro, como en el Caffè Francia o el Caffè Mokita

Típico almuerzo en una cantina/cafetería italiana

Tampoco es alta gastronomía, pero se puede comer, son generosos en mozzarella (un trozo entero que cortamos nosotros). Los platos ya están preparados, apuntamos lo que queremos en la barra y los calientan. El pan y los cubiertos se cobran siempre, entre 1€ y 3€/persona

Hay una especie de bar de ensaladas que recomiendo, es Soup & Go, para comer o cenar por 10€, además de tener una bonita terraza-jardín

Universidad de Turín

Universidad de Turín

Es mientras caminamos que nos encontramos con esta universidad, tan hermosa. Hace que quieras volver a la escuela

Baratti & Milano

Turín es conocida por su chocolate. Y una de las direcciones más conocidas para degustar su chocolate caliente es en Baratii & Milano
El entorno es magnífico, respaldado por una magnífica galería (completamente vacía en agosto). El chocolate caliente no es tan espeso como el andaluz pero es mejor así

En Turín, al pasear por el centro de la ciudad, se pueden encontrar cosas muy bonitas, que no necesariamente figuran en las guías. La arquitectura sigue siendo homogénea, con una buena altura bajo techo. Hay fuentes aquí y allá. Es una ciudad realmente agradable

Como Turín está a sólo 1 hora en tren de Milán, creo que deberíamos haber venido aquí y utilizarla como base y hacer el viaje de ida y vuelta para la Exposición Universal de Milán hace unos años (queríamos ir allí pero los hoteles estaban absolutamente fuera de precio). ¡Pero eso no lo sabíamos!

Parte 2: Consejos prácticos

Presupuesto

  • Museo del Cine: 15 euros por entrada con ascensor. 1,5€ más si se compra por Internet (tasa de preventa)
  • Crudo : tartar de ternera a 16€
  • Helado: unos 3,4€ el tamaño medio
  • Pruébalo: 6 piezas de pizza por 18€ a 23€
  • Caffè Francia : plato desde 7€
  • Caffè Mokita : menú desde 9€
  • Soup & Go : ensalada desde 6€ en
  • Transporte: 0, todo se puede hacer fácilmente a pie
  • Cuperto: cubiertos + pan: entre 1€ y 3€ en cuanto comas allí

Si le ha gustado este artículo y quiere saber más sobre Turín

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *